Fáciles de instalar y económicos, estos aparatos se han convertido en una pieza más que se tiene en cuenta casi obligatoriamente durante la construcción de una vivienda, y es que además de servir para secar nuestras toallas de baños, también sirven de estufa. Es más, cada día es más común encontrarlos también en cocinas o incluso en habitaciones.

Al final de este artículo hemos seleccionado los mejores radiadores toalleros eléctricos y de agua a la venta actualmente

Lo principal: ¿Eléctrico o de agua?

Existen dos grandes tipos de radiadores toalleros, los que funcionan mediante energía eléctrica (simplemente conectados a un enchufe) y los que funcionan por agua, exactamente igual estufas tradicionales. A continuación, vamos a analizar todas las ventajas y desventajas de cada tipo de radiador toallero.

Radiador toallero eléctrico

Ventajas

  • Son los más populares al ser los más fáciles de instalar. Simplemente necesitan estar colocados en la pared (más adelante veremos dónde se deben de colocar idealmente estos aparatos), y conectarlos a un enchufe. Una vez colocados y enchufados, simplemente usaremos el termostato para encenderlos y elegir la temperatura deseada.
  • Apenas requieren mantenimiento. Solamente limpiar su superficie regularmente.
  • Totalmente independientes al resto de radiadores que podamos tener en casa.

Desventajas

  • Consumen más que los modelos de agua. Una recomendación para reducir al máximo el sobrecoste de la factura de la luz es mantener el termostato a un nivel bajo y evitar las fugas de calor donde se encuentre instalado.
  • Son de media más caros al ser su funcionamiento más sofisticado. A pesar de ello, se encuentran modelos económicos muy baratos.

Radiador toallero de agua

Ventajas

  • Son más baratos.
  • Son más económicos.
  • Aunque como veremos a continuación son más complicados de instalar, en caso de tener una instalación de agua preparada o un radiador normal, este se puede quitar y aprovechar la toma de agua para instalar el radiador toallero de forma relativamente sencilla.

Desventajas

  • No es de extrañar que sean menos populares que los modelos eléctricos al ser bastante más complicados de instalar. Requiere contar con una toma de agua para su instalación (como si se tratase de un radiador normal).
  • Dependen de tener una caldera para su funcionamiento.
  • Requieren más mantenimiento que los modelos eléctricos. En concreto, además de limpiarlos regularmente asegurarnos de que no hay aire en el sistema (purgar el radiador de vez en cuando, sobretodo cuando tengamos indicios de que rinde peor).

Instalación de un radiador toallero de agua

Los pasos cruciales para su instalación son, después de colocarlo en la pared:

  1. Conectarlo a tubería de agua fría y caliente como corresponda.
  2. Encender la caldera y rellenar el circuito del radiador de agua.
  3. Una vez lleno de agua, tendremos que purgar el aire. Purgar consiste en asegurarse de que no queda aire en el circuito, lo cuál disminuiría el rendimiento del aparato. Más información aquí.

¿Qué potencia necesito?

No todos los cuartos de baño son igual de grandes por lo que un baño de 3 m2 no necesita un radiador eléctrico tan potente como se necesitaría en un baño de 20 m2.

Para calcular la potencia en vatios (W) que necesitaremos, basta con calcular los metros cuadrados que tiene el cuarto donde queremos instalar nuestro radiador eléctrico y emplear la siguiente fórmula:

80 W por cada metro cuadrado de nuestro baño, y sumarle al resultado un 30%. En otras palabras, multiplicar el resultado por 1,3: La potencia necesaria del radiador = ((80 * m2)*1,3)

Si por ejemplo nuestro cuarto de baño mide 10 m2, tendremos que multipliar 10 * 80 = 800. Y luego multiplicar 800 * 1,3 = 1040 W. Esto quiere decir que la potencia necesaria para un cuarto de 10 m2 será de 1040 W.

Se estima que hay que sumarle un 30% al resultado por culpa del calor que absorben las propias toallas.

Consideraciones a tener en cuenta

  • Evidentemente cuanto más potencia mejor y más rápido calentará un radiador, pero casi siempre también más consumirá. Aunque los modelos más recientes gestionan muy bien la energía. Basta con ver su etiqueta de eficiencia energética para saber si tiene un consumo eficiente.
  • No es obligatorio seguir la fórmula anterior para elegir nuestro radiador. Tenga en cuenta que alomejor queremos que nuestro radiador simplemente sirva para calentar nuestras toallas y no para calentar el cuarto, por lo que un potencia menor de la recomendada puede valer. No obstante, tenga en cuenta que un radiador toallero eléctrico que no tiene potencia suficiente para calentar el cuarto a la temperatura indicada, será un radiador que funcionará permanentemente (lo que provoca más consumo) a menos que se apague voluntariamente.

¿Dónde colocar mi radiador toallero?

La ubicación ideal para colocar un radiador toallero en un cuarto de baño es debajo de alguna ventana y/o en el muro que de al exterior de la vivienda.

Los mejores radiadores toalleros eléctricos

Cecotec – El más vendido

  • Este radiador hace la función de calienta toallas (500W) y estufa por aire (1500W), por lo que los 2000W son algo engañosos (se recomienda en baños de hasta 10 m2).
  • Se puede usar únicamente el modo calienta toallas, o calienta toallas más estufa.
  • Mando a distancia
  • Pantalla Led
  • Temporizador 24h
  • Termostato
  • Resistente al vapor y a las salpicaduras de agua
  • 1030 mm de alto
  • 550 mm de ancho
  • Separación de la pared: 125 mm (12,5 cm)
  • Peso: 6 Kg

 

Ikohs – excelente relación calidad / precio

  • 1020 mm de alto
  • 560 mm de ancho
  • 500 W de potencia (ideal para baños de hasta 5 m2, aunque el fabricante indica hasta 8)
  • La opción programable consiste de poder indicarle que se apague solo tras 2 horas de uso
  • De aluminio
  • Longitud del cable: 1,30 m
  • Peso: 6,94 Kg
  • Protección contra sobrecalentamiento y salpicaduras

 

Toalleros Fabin – un clásico

Los radiadores toalleros eléctricos Fabin son uno de los modelos más populares y mejor valorados de Amazon. Con un cable de aproximadamente 1 metro de largo (se encuentra en la parte inferior derecha), los 4 modelos aquí presentados cumplen con las necesidades de baños de hasta 10 m2 en el caso de que queramos instalar solo uno.

  • 720 mm de alto
  • 400 mm de ancho
  • 300 W de potencia (ideal para baños de hasta 3 m2)
  • Termostato electrónico
  • Peso: 5 Kg

 

  • 920 mm de alto
  • 480 mm de ancho
  • 500 W de potencia (ideal para baños de hasta 5 m2)
  • Termostato electrónico
  • Peso: 11,4 Kg

 

  • 1375 mm de alto
  • 480 mm de ancho
  • 750 W de potencia (ideal para baños de hasta 7 m2)
  • Termostato electrónico
  • Peso: 16,5 Kg

 

  • 1703 mm de alto
  • 550 mm de ancho
  • 1000 W de potencia (ideal para baños de hasta 10 m2)
  • Termostato electrónico
  • Peso: 22 Kg

 

Los mejores radiadores toalleros de agua

Radiador Toallero Agua Ocean – El mejor

  • Disponible en 770 x 500 x 80 mm y 1120 x 500 x 80 mm (el precio varía según el tamaño elegido)
  • Hecho de acero lacado
  • Distancia entre conexiones: 45 cm
  • Se suministra con los soportes de fijación a la pared

La segunda mejor opción

En imagen, el modelo 1200 x 450 mm

En caso de que necesitemos un radiador de agua algo más estrecho (450 mm), este radiador toallero negro y plano es otra maravilla. Lo podemos encontrar en 5 alturas distintas (800 mm, 1000 mm, 1200 mm, 1400 mm, y 1600 mm).

  • El diámetro de los tubos es de 22 mm en todos sus variantes
  • Incluye fijaciones para la pared, tapón obturador y tapón de purga de aire
  • Material: acero
  • Color: negro mate

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here