Desgraciadamente, es casi imposible llevar un tiempo utilizando una cuenta de correo y no acabar recibiendo cada vez más correos que no nos interesan. Puede que eliminar un email sea algo muy rápido, pero llega un momento en el que el correo deseado es tan abundante que molesta considerablemente. Además, eliminar un email de una dirección a la que estamos suscritos no servirá de nada, ya que nos seguirán llegando sus emails. Entonces, ¿qué podemos hacer?

Algunos usuarios llegan incluso a la drástica elección de eliminar por completo su cuenta de correo y crear una nueva para ya no tener que recibir tanto correo no deseado. No obstante, es común pensar que cuesta bastante trabajo acabar con el SPAM y no es así. Primero, conviene aclarar que debemos de diferenciar dos tipos de correos no deseados:

  1. Por una parte tenemos aquellos emails de direcciones extrañas que muchas veces recibimos en inglés y pueden tener un objetivo comercial u objetivos muchos peores, como la instalación de programas indeseados o la sustracción de información personal.
  2. Por otro lado, tenemos los emails enviados por empresas que sabemos que son de confianza pero que abusan con la publicidad. Aunque estos correos no implican ningún riesgo, acaban siendo tremendamente molestos y casi siempre nos gustaría no recibir ninguno más.

Métodos para acabar con los emails no deseados

Marcar como Spam

Es el mejor método para los emails que recibamos del primer tipo (emails fraudulentos). Con esto conseguiremos que todos los emails que recibamos de esa dirección nos lleguen directamente a nuestra carpeta de correo no deseado.

Con ello, conseguimos evitar que nos salte una notificación en nuestro móvil, ya que los gestores de correo no avisan de la recepción de emails marcados como Spam. Tampoco tendremos que preocuparnos de eliminar estos emails, ya que la carpeta de correo no deseado o spam se elimina automáticamente cada 30 días (aunque esto puede variar de un gestor de correo a otro).

Para marca como Spam un email, tan solamente tendremos que seleccionarlo y elegir la opción ‘No deseado’ o ‘Spam’:

Además, tendremos la opción de desuscribirnos adicionalmente (si corresponde):

En caso de haber marcado un email como Spam involuntariamente, simplemente seleccionaremos el email en cuestión (que se encontrará en la carpeta de correo no deseado), y pulsaremos sobre la opción de ‘correo deseado’ o ‘este correo no es Spam’ (el nombre de estas opciones varía en función del servicio de correo utilizado).

Eliminar la suscripción

En muchas ocasiones, lo que más nos acaba molestando son los emails de empresas de confianza pero que abusan con la cantidad de emails que envían. Esto ocurre con frecuencia porqué al introducir nuestra dirección email en formularios de registro o de contacto, muchas veces nos acabamos suscribiendo a sus newsletters (boletín de noticias).

Al tratarse de un remitente de confianza, intentamos evitar marcar a estos correos como no deseados (aunque es algo que podemos hacer si sabemos que absolutamente ningún email recibido nos interesa).

En cualquier caso, existe la posibilidad de eliminar nuestra suscripción con ese remitente, lo que nos permitirá dejar de recibir emails de esa dirección. Muchas gente piensa que para eliminar una suscripción tenemos que entrar en la página de la empresa en cuestión, encontrar el formulario que nos permita solicitar la desuscripción, y rellenar el formulario; es decir, un proceso laborioso. No obstante, esta no es la única forma de darse de baja de un boletín de noticias, podemos desuscribirnos directamente desde nuestra dirección email con un solo clic en cuestión de segundos.

El proceso

Lo primero que debemos de tener claro es que la opción de cancelar suscripción solamente esta disponible cuando nuestro correo detecte que efectivamente estamos suscritos a ese remitente. Es decir, no todos los emails que recibimos son necesariamente de suscripciones.

Para eliminar la suscripción, simplemente seleccionaremos el email en cuestión y luego seleccionaremos la opción ‘cancelar suscripción’ que aparecerá si efectivamente estamos suscritos. Una vez realizado, dejaremos inmediatamente de estar dados de alta en dicho boletín de noticias y, por tanto, ese remitente ya no podrá seguir mandándonos emails de forma automática.

Silenciar

Esta opción llamada ‘Silenciar’ en Gmail se llama ‘Limpiar’ en Outlook, y es una herramienta a tener en cuenta ya que funciona de maravilla para reducir la cantidad de correos recibidos que nos molestan. Podríamos catalogar está opción como una herramienta intermedia entre marcar un email como Spam y cancelar una suscripción.

Básicamente, lo que conseguimos con la opción Silenciar de Gmail o Limpiar de Outlook es el poder ocultar de nuestra bandeja de entrada todos los emails recibidos y futuros de un determinado remitente.

En el caso de Outlook, tendremos la posibilidad de escoger varias configuraciones cuando pulsemos en ‘Limpiar’ un determinado remitente.

¿Cuál es la diferencia entre esta opción y la marcar dicho correo como no deseado?

El correo no deseado se encuentra en la carpeta de Spam y se elimina automáticamente transcurrido un tiempo, mientras que los emails silenciados o limpiados no se eliminan con el tiempo y aunque están ocultos en nuestra bandeja de entrada por defecto, aparecen automáticamente si los buscamos a través del buscador de nuestro correo.

¿Cuál es la diferencia entre esta opción y la de cancelar la suscripción?

Al limpiar o silenciar un remitente seguiremos recibiendo sus emails, aunque en modo oculto, mientras que al cancelar una suscripción dejaremos de recibir sus emails automatizados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here